-Aunque el creciente déficit presupuestario federal y los problemas de los bancos dominan el panorama informativo en Estados Unidos, el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, intenta el martes tranquilizar a los inversores de Oriente Próximo y convencerles de que la crisis financiera está superándose antes de lo previsto y que Estados Unidos está abierto a la inversión.

En ell discurso de Geithner en Jedda, Arabia Saudí, éste asegura que la Administración Obama está muy comprometida con el intento de devolver el déficit fiscal a un nivel "sostenible" en el entorno del 3% del PIB