Seat prepara para después de navidades una reestructuración de su plantilla de trabajadores indirectos, aquellos no vinculados directamente a la fabricación de vehículos y que suman más de 5.000 trabajadores, confirmaron fuentes del sector.