La aerolínea nórdica Scandinavian Airlines Systems (SAS) ha cifrado en 460 millones de coronas suecas (48 millones de euros) las pérdidas registradas por la suspensión de vuelos debido a la nube de ceniza volcánica procedente de la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull. La estimación, que se refiere al periodo comprendido entre el 15 y el 21 de abril, se basa en un cálculo de pérdidas diarias de entre 50 y 90 millones de coronas suecas (entre 5,2 y 9,3 millones de euros).