El grupo escandinavo Scandinavian Airlines System (SAS) informó de que en el caso de que no encuentre una "solución satisfactoria" en el marco del proceso de venta de Spanair abandonará el proyecto de desinversión y tratará de conseguir que la aerolínea entre en beneficios. "Si SAS no encuentra una solución satisfactoria en relación a la desinversión, la aerolínea abandonará el actual proceso de venta y continuará como accionista con el objetivo de asegurarse de que Spanair entre en beneficios", recalcó hoy la aerolínea en un comunicado.
No obstante, el grupo escandinavo aclaró que el proceso "continúa" con las partes interesadas y con el "mismo objetivo" y reiteró que tomará una decisión antes de finales del segundo trimestre del año. SAS anunció la puesta en venta de la aerolínea Spanair, en aquellos entonces presidida por Gonzalo Pascual (Marsans), a mediados del mes de junio de 2007 en el marco del lanzamiento de una nueva estrategia a través de la cual apostaba por centrarse en su negocio principal, el Norte de Europa. El primer interesado fue el grupo Marsans, que vendió su participación del 5% con la intención de adquirir posteriormente el 100% de la aerolínea. No obstante, la entrada en la puja de Iberia propició el abandono de Marsans. Por su parte, el presidente de Iberia, Fernando Conte, recalcó hoy que la dirección de la aerolínea tendrá que estudiar la oferta presentada por Spanair en el nuevo entorno del sector aéreo, afectado por la crisis económica mundial y los importantes incrementos del precio del crudo. Asimismo, recordó que SAS, con quien siguen negociando, todavía no les ha comunicado una "respuesta clara".