Sara Lee (SLE) ha comunicado en el día de hoy que podría volver a subir los precios de sus alimentos y bebidas, lo que podría seguir afectando a sus ventas, mientras sigue luchando contra el aumento de precios de las materias primas agrícolas.

Los directivos de la compañía también detallaron sus nuevos planes para dividir la empresa en dos, hecho que ha sido muy bien acogido por el mercado pues sus acciones se revalorizan un +2.50% a media sesión.

Sara Lee compite en sectores como los de envasado de carnes y productos de bollería, donde los consumidores finales a menudo son más sensibles al precio que a la propia marca. A juicio del analista de Morningstar Erin Lash "seguirán luchando frente al incremento de los precios de las commodities, que ya se han comido parte de los beneficios".