El selectivo nacional ha recuperado en los últimos quince días más del 2,3% de su valor hasta conquistar en esta sesión los 8.800 puntos. Además, un Ibex en máximos sólo se complementa con la prima de riesgo en mínimos y es que en la sesión de hoy ha caído por debajo del nivel de los 250 puntos básicos por primer vez desde julio del año 2011. La banca ha sido la encargada de tirar del carro en una sesión que arrancaba tímida, e incluso en terreno de pérdidas. El par euro/dólar se encuentra en el 1,3329 al cambio. 
 
Las dos principales bolsas periféricas, la italiana y la española saben cómo distanciarse del resto cuando el mercado de deuda ayuda. El FTSE MIB italiano despunta con ganancias superiores al punto porcentual que le llevan hasta los 17.680 puntos, siendo el primero de todos los selectivos. 

Nada que ver con las ganancias de un apático Dax Xetra germano que, al menos, mantiene el nivel del 8.380, mientras que el Cac 40 parisino sube algo más del medio punto porcentual en el nivel de los 4.110 enteros. (Ver: El sentimiento neutral se impone al alcista en la RV americana)

En Wall Street las pérdidas de ayer han dado paso a la apatía del viernes. Sus tres índices cotizan sobre plano y tan sólo el tecnológico Nasdaq suma enteros hasta los 3.615 puntos. El dato que ha marcado la sesión ha sido el relativo a la construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos en el pasado mes de julio, que ascendió un 5,9%, lo que supone que ya se hayan construido 896.000 casas en lo que va de año, mientras que en junio la cifra se situaba en 846.000 hogares de nueva construcción, según informó el Departamento de Comercio en Washington. Los pronósticos de los expertos cifraban en torno a las 900.000 el número de viviendas construidas hasta ahora. Este incremento puede entenderse por la subida de los proyectos de construcción multifamiliar, que aumentó 26% con respecto al mismo periodo del pasado año, mientras que la construcción de viviendas unifamiliares se redujo un 2,2%.


Ibex 35
Ha sido una jornada extraña en la que el Ibex 35 comenzaba incluso en zona de pérdidas para mostrarse plano durante buena parte de la sesión y terminar, finalmente, en máximos anuales. El selectivo nacional cierra con una subida del 0,96% hasta los 8.821 puntos



Del lado de las ganancias, Accionase erige como el gran valor del selectivo con un avance del 3,59% hasta los 41,55 euros por acción, mientras que otra constructora muy penalizada las dos últimas sesiones, FCC, vuelve a los 13,18 euros con una subida del 1,89%. 

La banca ha sido, sin lugar a dudas, la gran responsable de que el Ibex 35 siga batiendo máximos y a la cabeza aparece el Banco Popular, con unas ganancias del 3,44% hasta recuperar la cota de los 4,08 euros por acción. El Banco Sabadell, como no podría ser de otro modo, se coloca por detrás,en un avance que le lleva a los 2,05 euros por título.(Ver: Los bajistas reducen posiciones en Indra, Popular, Red Eléctrica y Sacyr)




Pero son, desde luego, los grandes los que mueven el mercado. El Banco Santander despega en esta sesión un 2,36% hasta colocarse en los 5,82 euros. BBVA, por su parte, suma un 1,7% hasta los 7,65 euros. Justo por detrás se encuentra también Caixabank, al alza otro1,63%. Bankinter avanza otro punto porcentual hasta los 3,85 euros. 

Entre los blue chips, Inditex ha venido a demostrar que las resistencias pesan demasiado. Es el título más bajista del selectivo con una caída del 1,11% hasta los 102,75 euros por acción. (Ver: Inditex, con demasiados problemas en los 103 euros por acción)

Iberdrola, con un avance del 1,08% es, de entre los grandes ajenos al sector financiero, el mejor. Telefónica se anota otro 0,78 euros y se coloca al borde de los 11 euros (10,98), mientras que más discreto se presenta Repsol, con una subida del 0,44%. 


Mercado de deuda
La prima de riesgo ha caído por debajo de la barrera de los 250 puntos básicos por primera vez desde el verano del año 2011. Se coloca así en los 248 enteros tras retroceder más de 50 puntos básicos tan sólo  a lo largo del mes de agosto. 

El bono a diez años, que esta mañana se mostraba sin grandes cambios, ha decidido sumarse a la corrección y retrocede ahora un 1,75% hasta una rentabilidad exigida del 4,36%.