El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, dijo el viernes que el banco no hará nuevas compras en Estados Unidos tras la adquisición de Sovereign Bancorp  el año pasado. Señaló que Santander planea convertir a Sovereign en el "Abbey" americano, en referencia a Abbey National, el banco británico que compró en 2004. Santander ha hecho que Abbey pase de ser una entidad hipotecaria con problemas a ser una de las filiales más rentables del banco tras eliminar miles de empleos y ampliar su oferta de productos. El comentario de Botín se produjo en respuesta a una pregunta de un accionista durante la junta general en Santander, en el norte de España.