El Santander liderará la inversión en una millonaria ampliación de capital, de entre 1.000 y 2.000 millones de dólares (648-1.296 millones de euros, al cambio actual), que prepara el banco estadounidense Sovereign Bancorp, afectado por la crisis crediticia, según adelanta el diario Financial Times (FT). El rotativo asegura que el banco estadounidense, la segunda entidad de ahorro y de crédito del país, está listo para anunciar la ampliación de capital, en la que el Santander desempeñará un papel protagonista. El Santander, que ya posee un 24,9% del banco con sede en Filadelfia, pretende aportar el capital íntegro de la ampliación. En ese caso, el Sovereign estaría obligado a recibir la aprobación de sus accionistas para que el Santander pueda ampliar su participación por encima del 24,9% actual.
El diario afirma que, para evitar esto, el Sovereign quiere que junto al Santander participen también otros inversores. En la junta general de accionistas del Sovereign, que tuvo lugar ayer, el presidente de la entidad, Michael Ehlerman, afirmó que el Santander no quiere "en este momento" ni incrementar ni reducir su participación. La ampliación, que podría anunciarse la próxima semana, aunque el FT señala que las negociaciones podrían aún romperse, se llevará a cabo a través de la emisión de acciones comunes, opciones sobre acciones o una mezcla de ambas. Llegada del Santander a Sovereing El Santander entró en el Sovereign en octubre de 2005, cuando pagó unos 2.400 millones de dólares (1.553 millones de euros) por una participación inicial del 20%. Asimismo, se aseguró una opción para comprar el cien por cien del banco después de dos años. Aquella operación se vio entonces como un intento del Santander de tener un mayor acceso al mercado hispano del noreste de Estados Unidos. Afectado por la crisis crediticia El Sovereign se ha visto afectado en los últimos meses por la crisis crediticia mundial, especialmente tras una "malhadada" entrada en el mercado de préstamos para la adquisición de vehículos, que tiene una gran competencia en precios. El banco eliminó el pasado enero su dividendo tras anunciar unas pérdidas anuales de 1.300 millones de dólares (841 millones de euros), después de perder sólo en el cuarto trimestre 1.602 millones de dólares (1.036 millones). El Sovereign, que, según los analistas, necesita una ampliación de capital de al menos 1.000 millones de dólares, dejó también entonces de conceder préstamos para vehículos en el sureste y suroeste del país, tras registrar grandes pérdidas. En febrero pasado, el Santander anunció una depreciación de su inversión en el Sovereign de 737 millones de euros. En caso de confirmarse esta operación, el Sovereign se sumaría a una larga lista de bancos estadounidenses que han tenido que ampliar capital para compensar las pérdidas de hipotecas, valores inmobiliarios y distintos tipos de préstamos.