Santander, BBVA y CaixaBank se barajan como los posibles compradores de activos de la intervenida Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM),

El Banco de España está impulsando la venta de la entidad alicantina con la esperanza de sellarla en octubre, tarea ingente dado el elevado volumen de activos de la CAM, que asciende a 71.000 millones de euros.

Según el rotativo estadounidense Wall Street Journal, los resultados de la CAM del primer semestre, con pérdidas superiores a 1.100 millones de euros y una morosidad del 19%, alimentan los temores sobre la salud de las cajas de ahorros renqueantes en España.

CaixaBank ha contratado al banco de inversión JP Morgan Chase como asesor de cara a una posible oferta.Santander y BBVA tendrían que llevar a cabo una ampliación de capital para afrontar una limpia de activos de la CAM, movimiento que podría diluir la retribución al accionista y espantar a los inversores más asustadizos.