Sacyr Vallehermoso (SyV) ha obtenido un beneficio neto de 603 millones de euros durante el primer semestre del año, lo que supone multiplicar por 3,7 el del mismo periodo de 2006. El resultado del grupo que preside Luis del Rivero incluye las aportaciones de la participación del 20 por ciento que la compañía tiene en Repsol YPF y la del 33 por ciento en la constructora francesa Eiffage.
La cifra de negocio del grupo ha crecido un 18,1 por ciento entre enero y junio y se ha situado en 2.575 millones, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) ha alcanzado 577 millones, un 18,9 por ciento más. Gracias a Repsol e Eiffage Las cifras de Sacyr Vallehermoso se han visto acrecentadas de forma significativa por los resultados por puesta en equivalencia correspondientes a las participaciones de la constructora del 20 por ciento en Repsol YPF y un 33 por ciento de la francesa Eiffage. La cartera global de obras y servicios del grupo ha aumentado hasta junio un 17,8 por ciento, para alcanzar los 87.498,4 millones de euros, de los que un 75 por ciento corresponde actividades de concesiones de infraestructuras. La división de construcción de Sacyr, seguida muy de cerca por los analistas en busca de pistas de una desaceleración del sector en España, ha registrado un incremento del 35,1 por ciento en su cifra de negocio, hasta 1.628,9 millones de euros.