De cara al presente año que acabamos de inaugurar, pensamos que los valores de renta variable europea serán una de las grandes sorpresas que nos dejará 2012 y que obtendrán importantes rendimientos.
Lógicamente, esta afirmación se confirmaría si, como esperamos, al menos dos de los siguientes tres puntos se cumpliesen en 2012. En primer lugar si el Banco Central Europeo se resigna a llevar a cabo medidas drásticas (flexibilización cuantitativa a gran escala). Asimismo, Italia y España deberían tener éxito en la recuperación de la confianza del mercado, adoptando ambos medidas de austeridad creíbles y reformas estructurales para aumentar el potencial de crecimiento de sus economías. Por último es necesario que el progreso hacia una Unión Europea más integrada política y fiscalmente continúe.

En este caso, si se cumpliesen al menos dos de estas tres condiciones, los valores de renta variable europea terminarán a la cabeza de otros índices mundiales, a pesar de la recesión económica.

Por otro lado, otra de las grandes sorpresas podría venir de la mano del precio del oro que, después de 10 año consecutivos de subida, caerá este año. En un contexto en el que el crecimiento de EEUU debería ser satisfactorio (alrededor del 2%) se producirá una rápida y esperanzadora aclaración (después de las elecciones presidenciales) sobre el camino que tomarán las finanzas públicas de EEUU, una notable recuperación en el sector inmobiliario y un buen rendimiento de los activos de riesgo. Entonces el mercado empezará a anticipar un posible cambio de dirección para las políticas monetarias de la Fed.

Como hemos repetido siempre, el precio del oro es sensible a los cambios en los tipos de interés reales – o más bien en los tipos de interés reales esperados. Por lo tanto, es propenso a sufrir por la expectativa de que la Fed pueda subir su tipo de interés clave y podríamos ver una fuerte corrección del precio del oro durante las últimas semanas de este año…

Corolario: los bonos del tesoro americano ligados a la inflación, los bien conocidos TIPS (Treasury Inflation Protected Securities), perderán en unas pocas semanas gran parte de los beneficios que han obtenido desde principios de 2009.


Fabrizio Quirighetti, Economista Jefe de Syz Asset Management