El Gobierno británico está decidido a mantener la inflación y los tipos de interés en niveles bajos, dijo el jueves el primer ministro Gordon Brown en una presentación de sus planes para impulsar el sector industrial del país. En una intervención ante líderes empresariales, Brown dijo que el nuevo plan de crecimiento de su Gobierno "comienza con la determinación de mantener un entorno de bajos tipos de interés e inflación". Además, dijo que los planes de crecimiento no se harán a expensas de inflar la ya elevada deuda del país. El Gobierno se ha comprometido a reducir el déficit a la mitad en cuatro años.