El presidente de la inmobiliaria francesa Gecina, Joaquín Rivero, probablemente informará mañana al consejo de administración de la compañía de su intención de anular el acuerdo de separación entre Gecina y su antigua matriz, Metrovacesa, según dijo a EFE-Dow Jones una fuente conocedora de la situación. "El plan de separación forma parte de los asuntos que se tratarán el martes en la reunión del consejo y hay un 99% de probabilidades de que Joaquín Rivero diga al consejo que no va a implementar el acuerdo de separación", dijo la fuente, que añadió que después de este anuncio habrá un comunicado oficial. El acuerdo se firmó en 2007 entre los principales accionistas del grupo, la familia Sanahuja -que controlaba entonces Metrovacesa- y el tándem formado por Joaquín Rivero y Bautista Soler, con la intención de poner fin a un conflicto entre ambas partes. Gecina anunció en diciembre de 2008 que estudiaba la suspensión del acuerdo por la incertidumbre en torno a la situación accionarial de Metrovacesa.