Reyal Urbis aprobará mañana en junta extraordinaria de accionistas solicitar su exclusión de cotización en las bolsas de Valencia y Bilbao, para continuar así negociando sólo en las de Madrid y Barcelona. La inmobiliaria ha dedicido abandonar estas dos bolsas ante la escasa liquidez que sus acciones tienen en estos mercados y la estrategia de ahorro de costes que actualmente lleva a cabo la empresa. El grupo inmobiliario que controla y preside Rafael Santamaría celebrará esta asamblea extraordinaria en tanto está inmerso en la renegociación con sus bancos de la deuda de 4.800 millones de euros que actualmente soporta con el fin último de evitar el riesgo de un eventual concurso de acreedores.