Reyal Urbis alcanzó hoy un acuerdo con sus diez mayores bancos acreedores sobre el plan presentado por la inmobiliaria para refinanciar los 4.500 millones de euros de deuda que soporta, informaron a Europa Press en fuentes financieras.
El acuerdo logrado con esta decena grandes entidades será ahora trasladado, para que se sumen al mismo, al resto de los alrededor de cuarenta bancos y cajas con los que el grupo inmobiliario que controla y preside Rafael Santamaría tiene también contratada financiación.

Los principales puntos del plan de reestructuración de deuda de Reyal, elaborado por la empresa en colaboración con Lazard, pasan por ceder activos inmobiliarios valorados en unos 400 millones a los bancos para amortizar pasivo, no pagar principal ni intereses de deuda hasta 2013 y "paralizar temporalmente toda actividad de promoción inmobiliaria".