Las reservas privadas de petróleo en Estados Unidos disminuyeron 2,8 millones de barriles la semana pasada y quedaron en 344,5 millones de barriles, anunció hoy el Departamento de Energía. La agencia informó de que las reservas de crudo se encuentran dentro de la media para esta época del año y que su volumen es un 16,2% superior al de la misma semana de 2008. Después de que se divulgaran los datos oficiales, el precio de los contratos futuros del crudo para entrega en agosto subió 1,19 dólares, hasta 60,71 dólares por barril (159 litros) en la Bolsa Mercantil de Nueva York. Por lo que se refiere a las existencias de gasolina, el informe precisa que subieron 1,5 millones de barriles (0,7%), con lo que se situaron en 214,6 millones, frente a 213,1 millones la semana precedente.