Repsol YPF descartó hoy que la modificación de los estatutos de la compañía, que se someterá a votación en la próxima junta de accionistas que se celebrará el próximo 9 de mayo, persiga facilitar la entrada "en este momento" de Gas Natural y de ninguna otra compañía, informaron a Europa Press fuentes de la petrolera.
El consejo de la compañía propone introducir en los estatutos el artículo 12 bis, que establece que la junta o, en su caso, el consejo de administración podrá justificar la supresión del derecho de suscripción preferente alegando razones de "interés general", que puede ser invocado, entre otras cosas, cuando sea necesario para facilitar la incorporación de un socio industrial o tecnológico, o la realización de cualquier operación que resulte conveniente para la compañía. Este cambio que se someterá a votación de los accionistas, ha vuelto a desatar los rumores en el mercado sobre una eventual fusión entre Respol YPF y Gas Natural, donde la petrolera ya cuenta con un 30,5% del capital. No obstante, un portavoz de Repsol YPF restó importancia a este asunto al comentar que para una posible integración con el grupo gasista no es necesaria la modificación de los estatutos. Además, aprovechó para explicar que la petrolera no mantiene "en estos momentos" conversaciones con Gas Natural o con otra compañía, que tengan como fin gestar una posible integración o fusión. El portavoz explicó que con este cambio se pretende introducir en los estatutos la posibilidad que Repsol YPF pueda someter a junta eventuales ampliaciones de capital hasta un límite, evitando de esta manera que los accionistas soliciten suscribir un derecho preferente con el fin de evitar una dilución de su participación. Desde Repsol YPF indicaron que los accionistas deben conocer los estatutos sociales, y con estas modificaciones se pretende reflejar de forma más transparente la estrategia de la petrolera hispano-argentina. El mencionado "interés general" también puede ser invocado por la junta o por el consejo cuando se estime oportuno facilitar la adquisición por la sociedad de activos, la colocación de las nuevas acciones en mercados extranjeros que permitan el acceso a fuentes de financiación y la captación de recursos mediante empleo de técnicas de colocación basadas en la prospección de la demanda aptas para maximizar el tipo de emisión de las acciones. El nuevo texto puntualiza también que no habrá lugar al derecho de suscripción preferente para los antiguos accionistas y titulares de obligaciones convertibles cuando el aumento se deba a la conversión de obligaciones en acciones, a la absorción de otra sociedad o parte del patrimonio escindido de otra sociedad, o cuando la sociedad hubiere formulado una OPA cuya prestación consista en valores a emitir por la sociedad. Otras modificaciones para los estatutos buscan adaptar a la compañía a las recomendaciones del Código de Buen Gobierno, como la eliminación de la restricción de la titularidad de un mínimo de 150 acciones para poder participar en la junta. De esta manera, el nuevo párrafo de los estatutos dice que podrán asistir a la junta general los accionistas que sean titulares de cualquier número de acciones. DIVIDENDO. Además, se propondrá a la próxima junta general de accionistas la distribución de un dividendo bruto total correspondiente al ejercicio 2006 de 0,72 euros por acción, lo que supone un incremento del 20% respecto al dividendo total del ejercicio anterior. El dividendo bruto complementario con cargo al ejercicio 2006 ascenderá a 0,36 euros por acción, pagadero a partir del 5 de julio de 2007, informó hoy la compañía. Además, se ha establecido una prima de asistencia a la próxima junta general de 0,02 euros brutos por acción, así como proponer la incorporación al máximo órgano de administración de Luis Carlos Croissier y Angel Durández, como nuevos consejeros externos independientes de la compañía.