Repsol YPF no tiene previsto acudir a la oferta pública de venta (OPV) de Rosneft como medida para incrementar su presencia en el mercado ruso, informaron a Europa Press en fuentes próximas a la compañía.
Las mismas fuentes indicaron no tener constancia de que la petrolera hispano-argentina haya sido invitada a participar en la operación, por la que Rosneft se dispone a poner en venta acciones por entre 10.000 y 11.700 millones de dólares (7.800 y 9.200 millones de euros) en los mercados de Londres y Moscú a finales de la próxima semana. Rosneft está negociando con cuatro grandes petroleras su posible entrada como accionistas estratégicos. Por el momento, la petrolera estatal china CNPC (China National Petroleum Corporation) y la malasia Petronas están planeando invertir cada una hasta 2.000 millones de dólares (1.570 millones de euros) en el gigante energético ruso aprovechando la OPV, según el diario 'Financial Times'. En el caso de estas dos petroleras, las negociaciones parecen encontrarse en una fase especialmente avanzada. Asimismo, British Petroleum (BP) y la anglo-holandesa Shell han sido invitados a invertir en Rosneft, aunque, a juicio del diario, se han mostrado cautas a la hora de participar en la OPV tras considerar que el precio de salida de las acciones es demasiado alto. El precio actual supone valorar Rosneft en entre 60.000 y 80.000 millones de dólares (47.000 y 62.000 millones de euros). La OPV, una de las mayores de las realizadas hasta el momento, ofrecerá a los inversores la posibilidad de entrar en una compañía con buenas perspectivas de crecimiento que, sin embargo, adolece a juicio de los analistas de un precio por acción demasiado excesivo y de riesgos relacionados con el entorno legal. La mayor parte del potencial de crecimiento de Rosneft procede de la división Yuganskneftegaz, adquirida en 2004 de manos de Yukos después de un controvertido procedimiento judicial contra la compañía fundada por el magnate Mijail Jodorkovski. PROYECTOS DE REPSOL EN RUSIA Repsol YPF lleva negociando durante varios meses con Tambeyneftegaz, una empresa independiente poseedora de la licencia para explotar el yacimiento de Tambey meridional (en el Este de Yamal). En conjunto, el proyecto exige una inversión mínima de 11.000 millones de dólares (8.709 millones de euros). El citado yacimiento tiene unas reservas de 1.200 billones de metros cúbicos de gas y unas perspectivas de producción de nueve millones de toneladas de gas al año. El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, afirmó en la rueda de prensa previa a la junta general de accionistas que el proyecto para extraer, licuar y transportar gas natural de Rusia a EE.UU. a través del Ártico y Canadá, aún en fase de estudio, "será muy importante si se confirma su viabilidad". Brufau afirmó que el ambicioso proyecto está a falta de concretar aspectos técnicos y la estructura accionarial que tendría el consorcio en el que participaría Repsol YPF junto a otras empresas que no citó. Antonio Brufau explicó entonces que la petrolera estudia proyectos en cualquier parte del mundo con el objetivo de ampliar su presencia internacional, y subrayó la importancia de las reservas de gas natural en el Norte de Rusia.