Repsol ha tenido un brillante comportamiento en los últimos meses.

Difícil apuntar a las razones pero el hecho es que el tipo de subida que se ha producido desde noviembre pasado es típica de un valor en fuerte tendencia con pocos elementos especulativos pugnando en el corto plazo.

La cuestión ahora es que Repsol está en plena zona de resistencia histórica coincidente con los máximos de la euforia de 2007 y varios intentos más en 2011 y 2014.

Téngase en cuenta que en gráficos a  largo plazo la corrección de dividendos ampliaciones y otros hechos relevantes es importante y puede que encontremos gráficos que no tienen el mismo aspecto.

El comportamiento es parecido al de los dos grandes bancos aunque con algo más de fuerza en Repsol.

Parece razonable pensar que nos enfrentamos a una fuerte resistencia en Repsol en las proximidades de 16,20 con lo que habría que ir vigilando el comportamiento por si la situación invita a deshacer riesgos.