Las acciones de la petrolera rebotan fuertemente tras el descalabro de ayer. Sin embargo, hay que tener en cuenta que aún no ha cerrado el hueco bajista dejado con la expropiación de YPF por parte de Argentina.


Repsol tuvo el deshonroso placer ayer de acompañar al sector financiero en la parte más baja del Ibex 35 al cierre de sesión. Sus títulos se desangraron un 4,84%. Sin embargo, hoy lucha por recuperar parte del camino retrocedido en un rebote (sube un 2,51% hasta los 14,09 euros) que podría ser calificado de meramente ‘técnico’ pues, según Eduardo Vicho, Jefe de Análisis de M&M Capital EAFI, “podría rebotar hasta 15,90-16 euros pero, hasta que no recupere el hueco bajista en los 17,40 euros, la tendencia es bajista”. Por ello, el experto aconseja “aprovechar el rebote para deshacer posiciones y, si supera los 17,40 euros, podríamos comprar”.

No obstante, según el consenso de analistas recopilado por FactSet, el precio objetivo de la acción a un año está en los 20,75 euros. Según Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com, “la petrolera podría liderar un rebote por lo acumulado de su sobreventa y porque realmente ya ha descontado lo peor en su cotización”.

GRÁFICO REPSOL: