La petrolera abona esta mañana un dividendo bruto complementario, con cargo al ejercicio pasado, de 0,50 euros por acción. Con este pago complementario -que será de 0,41 euros netos-, el dividendo bruto total correspondiente al ejercicio 2007 de la petrolera ascenderá a un euro por acción -el dividendo neto será de 0,82 euros-, lo que supone un incremento del 39% respecto al dividendo de 2006. De este modo, el pago total por dividendo de Repsol correspondiente a 2007 ascenderá a 1.221 millones de euros.