La posibilidad de que Repsol relance su plan para colocar en el mercado argentino un 20% de YPF mediante una Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones podría procurar a la petrolera española ingresos por entre 1.200 y 1.500 millones de euros y sería una "buena solución", según los expertos.
El analista de Atlas Capital Ignacio Cantos aseguró que, al menos en España, el mercado está preparado para operaciones de OPV y citó el recorte de deuda y la reducción de riesgos como algunos de los aspectos más positivos de la hipotética desinversión.

Para Cantos, la OPV parece conveniente porque "es raro que un solo inversor (local) compre" un porcentaje de esta envergadura. Además, Repsol, mantendrá tras la operación la mayoría del capital de la filial argentina, al tiempo que eleva los ingresos y se concentra en otras áreas estratégicas.

Por su parte, el analista de BPI Bruno Almeida considera que la OPV sería "positiva", y recuerda que la colocación fue suspendida el pasado año por las condiciones adversas del mercado. "La estabilidad creciente en el mercado durante el pasado mes podría fijar las condiciones apropiadas para la OPV", afirma.

El analista de BPI cifra la participación del 85% de Repsol en YPF, una vez Enrique Eskenazi haya completado la compra del 25%, en 5.300 millones de euros. Tras la OPV y la materialización de la escalada accionarial de Eskenazi, Repsol conservará un 55% de YPF.

El diario El Cronista aseguró ayer que Repsol podría estar relanzando sus planes de colocar entre un 20% y un 25% de YPF en el mercado argentino. La operación, señala, podría realizarse en el primer trimestre de 2010 y, con este objetivo, la petrolera podría realizar un road show de presentación en Nueva York a finales de año.