El consejo de administración de Repsol YPF aprobará previsiblemente hoy un aumento del dividendo a cargo de las cuentas de 2011 de al menos el 10%.

Esto llevaría a la petrolera a repartir en un primer momento al menos 0,577 euros brutos por acción.

Si el consejo de Repsol mantiene su tradicional sistema de reparto de ganancias entre inversores, en enero se realizará este primer pago y, posteriormente, se desembolsará un importe similar, con lo que la retribución total a cuenta del ejercicio se situará por encima de los 1,15 euros.

Este incremento, que responde al compromiso público de la petrolera de mejorar en dos dígitos la retribución anual, se sumará al aumento del 23,5% acordado el ejercicio pasado, con lo que la petrolera habrá mejorado al menos un 35% el dividendo en dos años.