La petrolera hispano-argentina Repsol YPF inicia este miércoles la ampliación de sus instalaciones lusas de Sines, a 160 kilómetros al sur de Lisboa, que va a consolidar como uno de los principales complejos petroquímicos de la península. El presidente de la empresa, Antonio Brufau, preside la puesta en marcha del proyecto, que forma parte de las inversiones de cerca de 1.000 millones de euros que tiene previsto realizar Repsol en Portugal en los próximos cinco años, mayoritariamente en esta petroquímica de Sines. Brufau participará en un acto para presentar la puesta en marcha de nuevas unidades de producción que aumentarán la capacidad de las instalaciones e incrementarán la exportación de derivados del petróleo y plásticos, según explicó a Efe el portavoz de Repsol Antonio Martins.