La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años perdió hoy tres centésimas en la apertura del mercado secundario de deuda pública, con lo que quedó situada en el 4,00 por ciento. Por lo tanto, el precio de estos títulos, que evoluciona a la inversa de su rendimiento, se elevó hasta el 104,95 por ciento, desde el 104,67 por ciento marcado al finalizar la última sesión. En cuanto a los bonos internacionales que la mayoría de los inversores utilizan como referencia, el alemán a 10 años cedió dos centésimas y su rentabilidad quedó en el 3,42 por ciento, en tanto que el estadounidense se desprendió de cuatro centésimas y se situó en el 3,25 por ciento. Respecto a los futuros sobre estos dos bonos, el precio del alemán avanzó hasta el 120,46 por ciento, desde el 121,31 por ciento del viernes, en tanto que el estadounidense se colocó en el 120,21 por ciento.