La compañía Renault estudia el aumento de producción de su planta de cajas de cambios ubicada en Sevilla como consecuencia de los nuevos vehículos atribuidos al resto de plantas nacionales dentro del Plan Industrial presentado hoy en Valladolid, lo que supondría una "garantía de futuro" para la fábrica de San Jerónimo. Fuentes de la enseña automovilística informaron a Europa Press de que la instalación hispalense se encuentra implicada "directamente" en todos los proyectos presentados hoy para las plantas nacionales, teniendo en cuenta que en San Jerónimo se establece una factoría técnica cuyos productos cuentan con una larga vida.