El Reino Unido no contribuirá más al rescate de Grecia, ha asegurado el primer ministro británico, David Cameron.

Cameron declaro que no está Reino Unido no está obligado a dar más ayuda a Grecia salvo la que provenga a través del Fondo Monetario Internacional porque Gran Bretaña no está "gracias a Dios" en la zona del euro.

Cameron aseguró que dejará bien clara su negativa a contribuir al futuro rescate de Grecia en la próxima reunión de jefes de Gobierno de la Unión Europea. "De ningún modo creo que deberíamos contribuir a ese nuevo rescate, y lucharé con todas mis fuerzas para defender esa posición en el Consejo Europeo de esta semana", dijo el Primer Ministro.

La exposición potencial de este país a la deuda griega, incluida la de los bancos privados, asciende a 8.000 millones de libras (9.040 millones de euros).

Mientras tanto,  el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que se necesita más "cohesión y cooperación" en Europa para hacer frente a la crisis y alertó de que los problemas en los países periféricos amenazan la recuperación en el núcleo de la zona euro.