El ministro británico de economía, Alistair Darling ha asegurado que la próxima semana rebajará su pronóstico de crecimiento para 2008, lo que pondrá de manifiesto por primera vez que el Reino Unido puede entrar en una desaceleración económica. En declaraciones al Financial Times, Darling confirma que la crisis de crédito ha afectado a muchas economías occidentales y sin duda también puede afectar a Reino Unido. El diario señala que el ministro podría rebajar la próxima semana su actual pronóstico de crecimiento, de entre 2,5% y 3,0%.