Gran Bretaña podría tomar una participación de hasta 77% del conglomerado Lloyds Banking Group tras acordar cubrir sus pérdidas por 260.000 millones de libras esterlinas (370.000 millones de dólares) de activos de riesgo, dijo el sábado el atribulado banco. Lloyds pagará 15.600 millones de libras esterlinas por participar en el acuerdo, y tomará "la primera pérdida" de 25.000 millones de libras en activos. Por lo tanto, el Gobierno asumirá el 90% de cualquier pérdida en el valor de las acciones. El acuerdo permitirá que la participación con derecho a voto del Gobierno en Lloyds aumente al 65%, de un 43%, si los accionistas no toman la oferta de comprar 4.000 millones de libras en activos.
La participación del Gobierno podría elevarse al 77% si las acciones B sin voto son transformadas, pero sus activos con derecho a voto serán limitados al 75%. Lloyds sigue los pasos del Royal Bank of Scotland al alcanzar un acuerdo para asegurar miles de millones de libras en activos a cambio de dar al Gobierno una mayor participación, mientras las autoridades dan un apoyo sin precedentes a las entidades financieras en un intento por lograr que los créditos fluyan nuevamente.

El plan del Gobierno británico limitaría las pérdidas que el banco podría sufrir si la economía continúa deteriorándose y los préstamos son recortados. Eric Daniels, presidente ejecutivo de Lloyds, afirmó que el acuerdo "reduce sustancialmente" el perfil de riesgo del banco.

"Nuestra postura de capital significativamente mejorado asegurará que el grupo pueda manejar la severa desaceleración económica y resulte fortalecido cuando la economía se recupere", afirmó en un comunicado.

Lloyds se comprometió a incrementar sus préstamos a propietarios de viviendas y negocios en el próximo año en 14.000 millones de libras esterlinas, y también tiene previsto el mismo monto para el 2011, algo que el Gobierno exige mientras la escasez de crédito estrangula a una economía ya en recesión.