La cifra de negocio del ejercicio 2011 asciende a 1.637,3 millones de euros y su crecimiento ha sido del 17,2%.
Aproximadamente la mitad de este incremento se debe a la adquisición de activos de transporte, el resto corresponde principalmente a la remuneración asociada a las nuevas instalaciones puestas en servicio.

El Resultado bruto de explotación (EBITDA) asciende a 1.215,2 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 21,3% sobre el año anterior. El incremento del EBITDA viene motivado por el aumento de la cifra de negocio y una contención en los costes operativos que se incrementan un 5,0%, a pesar del mayor volumen de activos a operar y mantener.

Los costes de aprovisionamientos y otros gastos de explotación, que experimentan un crecimiento del 1,7% respecto a los del ejercicio anterior.

Los gastos de personal crecen un 14,3% e incorporan 10 millones de euros de pagos extraordinarios por indemnizaciones en el año 2011. Eliminando los efectos extraordinarios incluidos en ambos ejercicios el crecimiento de esta partida sería del 8,2%, explicado en su mayor parte por el aumento del 4.8% de la plantilla media.

La plantilla final se sitúa en 1.800 personas, un 2,1% superior a la de diciembre de 2010.

Las amortizaciones del periodo crecen al 25,4% respecto al ejercicio anterior explicado por la mayor base de activos de transporte, consecuencia de las adquisiciones realizadas y de las puestas en servicio.

El Resultado neto de explotación (EBIT) presenta un incremento del 22,6% en relación con el mismo período de 2010.