Desarrollamos a continuación el primer punto del Decálogo del buen  trader: Reconocer el comportamiento tendencia del mercado.

Resulta complicado acudir al mercado con la intención de hacer trading sin presuponer un comportamiento tendencial en el mismo. Si los sucesos sobre los que realizamos nuestras expectativas de Trading, esto es los rendimientos porcentuales de los precios, tuviesen un comportamiento meramente aleatorio, nuestro expectativas serían similares a las del jugador de ruleta de casino, -y de hecho algunos así lo creen-....

Sin embargo, hagamos una pequeña reflexión: ¿Conoce Ud a alguien que se gane la vida con los juegos de azar? A lo largo de mi carrera profesional he formulado esta pregunta en multitud de ocasiones a distintas audiencias, y la respuesta ha sido siempre negativa. Sin embargo, sí podríamos detallar con nombre y apellidos personas que de forma recurrente, año tras año, realizan su actividad de Trading de una forma profesional y rentable, y la diferencia la marca sin duda, el comportamiento tendencial del mercado. Que el mercado tenga un comportamiento tendencial, significa que existe una mayor probabilidad de que a rendimientos positivos le sigan rendimientos positivos en el tiempo, y que a rendimientos negativos le sucedan rendimientos negativos en el tiempo.

Esta característica en el comportamiento de los activos cotizados, es la responsable de que aparezcan las tendencias, las cuales pueden ser identificadas de forma visual en los gráficos de las cotizaciones. Una de las características del comportamiento tendencial del mercado, es que tiene una naturaleza fractal, esto es, que se produce igualmente en distintos espacios temporales, y así podemos apreciar tendencias en gráficos mensuales, semanales, diarios e intradiarios. Por lo tanto, nuestro estilo de Trading con la fijación de objetivos y stop losses, deberá adecuarse al tipo de tendencia que estemos trabajando.

Pero antes de seguir adelante, deberíamos preguntarnos por qué se producen las tendencias. La formación de tendencias es consecuencia directa de la incertidumbre existente en el mercado, y del tiempo requerido para la difusión de la nueva información allegada. Cuando una nueva información relevante llega al mercado, se produce una alteración del precio de equilibrio cotizado, que debe reflejar esa nueva información. Ahora bien, en la mayoría de los casos desde que se produce la información hasta que ésta llega al mercado transcurre un tiempo, en el que compradores y vendedores van actuando según van accediendo a esa nueva información. Todos tienen que pasar por el mercado, y este proceso es el que produce la formación de la tendencia al estilo del efecto “cuello de botella”. En otros casos, hasta que la información es oficial la incertidumbre derivada del grado de credibilidad otorgado al rumor o noticia, origina la tendencia. En los casos en que la difusión de la información es inmediata y homogénea para todos, desaparece la incertidumbre y el ajuste en el precio no se produce mediante una tendencia, sino mediante una discontinuidad el el precio, lo que viene a ser conocido como un hueco de mercado.


Vea el Decálogo del buen trader completo, pinchando aquí



Isaac Sánchez  fue Director del departamento de análisis de Cortal Consors en los últimos 7 años de su carrera. Desde 2007 es DayTrader independiente especializado en Operativa Intradía. Dudas o Cuestiones: isaac.sanchez1308@yahoo.es