Tras varias jornadas al alza, llega la recogida de beneficios a todas las plazas europeas. Los números rojos del Nikkei japonés esta madrugada y de Wall Street anoche pesan sobre el ánimo de los inversores del viejo continente y el Ibex 35 (34 por la exclusión de Unión Fenosa) despierta con caídas del 1,14 por ciento para colocarse en los 8.734 puntos. El euro prosigue a la baja en el mercado de divisas –se cambia por 1,3220 dólares- mientras el futuro del crudo Brent sube hasta los 52,84 dólares.
Toca recoger beneficios. Los inversores del viejo continente optan por guardar parte de lo ganado en las últimas sesiones de alzas, sobre todo después del cierre negativo de las principales plazas asiáticas y de Wall Street en la última sesión. Al otro lado del Atlántico, el castigo de la banca y unos desfavorables datos de precios y de ventas minoristas inclinaron la balanza hacia el lado de los números rojos y los inversores europeos “no se atreven” esta mañana a contradecir esa tendencia. Y más…cuando esperamos el IPC estadounidense esta tarde, junto a la publicación del Libro Beige de la FED esta tarde –una radiografía de cómo está la primera economía mundial en este momento- y cuando ya hemos conocido una importante referencia en nuestro país: el IPC del mes de marzo. Los precios registraron en marzo el primer signo negativo de su historia al situarse en el -0,1 por ciento en tasa interanual, a pesar de que en marzo los precios subieron el 0,2 por ciento.

Las acciones de Mapfre son las que más posiciones retroceden en el inicio de la sesión dentro del Ibex 34, ya que Unión fenosa no cotiza desde hoy en el indicador selectivo de la bolsa española, como consecuencia de las repercusiones que podría tener en el valor la OPA que le ha lanzado Gas Natural. Mapfre cede un 3,26 por ciento tras dispararse con fuerza en la última sesión. Después de la aseguradora, vemos mal tono en el Santander, que sufre caídas del 3,15 por ciento, un día después de comunicar que alcanzó a principios de abril una autocartera del 3,92 por ciento. Mientras, su inmediato competidor, el BBVA cae un 2,7 por ciento, al tiempo que otros bancos medianos como Popular y Banesto se dejan más de 2 puntosa porcentuales. A partir de ahí, compañías como Técnicas Reunidas o BME se dejan en torno a1 1,5 por ciento en una sesión en la que Iberdrola Renovables, sobre la que UBS ha bajado su recomendación a neutral desde comprar, cede un moderado 0,6 por ciento.


Gráfico del Ibex 35

Telecinco, la cara del día

Sin cambios en los primeros compases de la sesión encontramos a Iberia, en los 1,66 euros, un día después de conocerse que su coeficiente de ocupación de su pasaje bajó en marzo en 3,1 puntos porcentuales respecto al mismo mes de 2008 hasta situarse en el 78,7 por ciento. Repuntes discretos los que vemos en la petrolera Repsol, que es noticia porque la petrolera estatal brasileña Petrobras ha descubierto crudo ligero en un nuevo pozo en la cuenca de Santos. El bloque está situado bajo un manto de sal que está siendo explorado conjuntamente por Petrobras, la española Repsol y la británica BP Group. Las acciones de la compañía española suben un 0,14 por ciento, mientras se publica además que Repsol tiene previsto parar su refinería de Cartagena durante un mes debido al descenso de los márgenes internacionales de refino, aunque la medida no afectaría a la plantilla. Grifols se revaloriza un 1,3 por ciento, más de punto y medio porcentual gana OHL y, por encima de todas, se coloca Telecinco. Las acciones de la cadena de televisión descuentan un mayor trozo en el reparto de la tarta publicitario una vez que el gobierno haya anunciado que restringirá la publicidad en TVE. Telecinco sube en la apertura un 5,7 por ciento.

Europac, suspendida de cotización


En el mercado continuo los inversores amanecen pendientes de lo que pueda anunciar Papeles y Cartones (Europac), suspendida de cotización pro la CNMV antes de la apertura del mercado, a la espera de que se de a conocer una información relevante que afecta al valor. Los títulos de la compañía subieron casi un 10 por ciento en la última sesión. Al margen de lo que pueda ocurrir con Europac, los mayores retrocesos en el comienzo de la sesión son para Vueling, al retroceder un 4,21 por ciento. En el lado negativo también encontramos a la inmobiliaria Realia porque podría obtener en 2009 un flujo de caja negativo por importe de 406 millones de euros, según consta en la memoria del informe de auditoría del grupo. Sus títulos se dejan un 2,99 por ciento. Entre las alzas, apuntar el buen tono que muestra Antena 3, con avances del 9,30 por ciento en los primeros movimientos de la jornada. 

Ventas en toda Europa

El resto de plazas europeas arranca la sesión con descensos. A la baja se mueven tanto el Cac 40 parisino (-1,39 por ciento), como el FT100 de Londres, con descensos esta última del 0,4 por ciento. En la city son los bancos y las compañías mineras las que tiran del indicador a la baja, con caídas tanto para Xstrata como para Rio Tinto ( tras anunciar una bajada de la producción de aluminio en el primer trimestre) del 4 por ciento. En Alemania, donde los precios al por mayor han bajado un 0,9 por ciento en el mes de marzo tras una caída del 0,1 por ciento en febrero, el Dax Xetra baja un 1,33 por ciento mientras que el Eurostoxx 50 cae un 1,5 por ciento. Si nos fijamos en valores, observamos caídas del 5 por ciento en la aseguradora Aegon, de más del 4 por ciento en entidades como ING,Credit Agricole, Deutsche Bank y casi del 4 por ciento en Axa y SG. Pero con los descensos más abultados en el viejo continente encontramos a UBS. Sus títulos caen un 7 por ciento, tras anunciar unas pérdidas de 1.300 millones de euros en el primer trimestre de 2009 y que seguirá con su programa de reducción de costes con la supresión de 8.700 empleos antes de 2010. Por el lado de las alzas, destacar el avance del 1,5 por ciento de Sanofi- Aventis tras anunciar la compra de una compañía especializada en cáncer en EE.UU.

Deuda

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años pierde cinco centésimas y se sitúa en el 4,04 por ciento en los primeros minutos de la sesión en el mercado secundario de deuda pública. Este retroceso supone un encarecimiento para el precio de estos títulos, ya que evoluciona siempre a la inversa de su rendimiento, con lo que los bonos pasan al 104,60 por ciento, desde el 104,20 por ciento del cierre de ayer. En cuanto al rendimiento de los bonos internacionales de referencia, el alemán pierde cinco centésimas -igual que el español- y comienza la jornada en el 3,14 por ciento, mientras que el estadounidense se sitúa en el 2,75 por ciento, tras deshacerse de tres centésimas.