El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha rebajado de 219 millones de euros a 198 millones la multa impuesta por Bruselas en 2007 a la cervecera Heineken.

El Tribunal General de la Unión Europea (TUE) ha rebajado de 219 millones de euros a 198 millones la multa impuesta por Bruselas en 2007 a la cervecera Heineken y a su filial holandesa por participar en un cártel para pactar precios y repartirse el mercado en Países Bajos.

La sentencia reduce además de 22,85 millones a 20,71 millones la sanción a Bavaria, otra de las compañías participantes en el cártel.

El Tribunal General considera que la Comisión no ha demostrado que la infracción comprendiera la coordinación ocasional de determinadas condiciones comerciales, diferentes de los precios, ofrecidas a consumidores individuales en el sector de la hostelería.

Hoy Heineken Holding se dispara un 21,50% hasta los 37,22 euros, mientras que en Francfort sube un ligero 0,10% hasta los 39,93 euros.