Realia, participada por FCC y Caja Madrid, se estrenó en el parqué a 6,50 euros por acción, un precio más bajo al inicialmente previsto tras el desplome que sufrieron en abril las inmobiliarias. Una circunstancia que a juicio de la mayoría de los analistas otorgaba un mayor recorrido alcista al valor. Al cierre, Realia ha terminado en los 6,68 euros, lo que supone una revalorización del 2,77% desde su debut bursátil, el pasado seis de junio.
En su primera sesión como cotizada, Realia logró cerrar en 6,56 euros, precio superior en un 0,92% al marcado como de salida en la oferta pública de venta (OPV) realizada entre inversores minoristas y cualificados y que le daba una capitalización bursátil de 1.800 millones de euros. En la segunda salida a bolsa del año, FCC y Caja Madrid se desprendieron del 23,66% de Realia, en la que se mantienen como accionistas mayoritarios al sumar conjuntamente el 51% del capital. Tras moverse durante su primera semana en bolsa en las inmediaciones del precio de salida, sus acciones experimentaron una caída del 3,25% el 14 de junio en una sesión de recortes entre las empresas del ladrillo, alternando posteriormente sesiones de caídas y recortes, hasta firmar su peor cierre (6,13 euros) el 21 de junio. A partir de esa fecha ha mantenido una tendencia alcista, apoyada en informes positivos de casas de inversión, el buen mes de mayo vivido por la renta variable española, y noticias sobre la compañía, como cuando el pasado lunes informó de que ha vendido un cinco% de la sociedad SIIC de París a la empresa Marlolan, por un importe de 33.747.580 euros. Este anuncio y un informe positivo de un banco de inversión provocó que al día siguiente viviese su mejor jornada sobre el parqué, al cerrar el pasado martes con un avance del 3,92%. Tras subir el miércoles otro 2,56% y cerrar en 6,80 euros, las acciones de la inmobiliaria cedieron el jueves un 1,76%, al concluir la sesión en 6,68 euros.