Realia pagará el próximo 2 de julio un dividendo bruto de 0,12 euros por acción a cuenta de los resultados de 2007. Este pago, que fue aprobado por el consejo de Administración, quedará en una cuantía neta de 0,098 euros por acción, una vez descontada la retención del 18 por ciento que Hacienda aplica a este tipo de retribuciones. Para hacer frente a este pago, la compañía deberá desembolsar 33,2 millones de euros entre las 277 millones de acciones. Los títulos de Realia, que debutó en el parqué el 6 de junio, suben un 2,45 por ciento, para colocarse a 6,28 euros, frente a los 6,50 de la colocación.