Los títulos de Royal Bank of Scotland (RBS) vuelven a sufrir hoy las malas cuentas presentadas el pasado viernes y pierden el 6,5% hasta colocarse por debajo de los 44 peniques. Las acciones del banco, participado por el Estado británico en un 70% tras recibir ayudas públicas de 20.000 millones de libras , concluyeron la sesión del viernes con una caída del 12,07%, después de anuciar que registró pérdidas de 1.042 millones de libras en los seis primeros meses del año, un 26% más que en el mismo periodo de 2008, y de descartar una mejoría apreciable de sus resultados hasta dentro de dos años. En dos sesiones, suma un recorte del 18%.