El banco británico Royal Bank of Scotland (RBS) obtuvo en el tercer trimestre de 2011 un beneficio neto atribuible de 1.226 millones de libras (1.421 millones de euros), lo que contrasta con los 1.146 millones de libras (1.329 millones de euros) que perdió hace un año.

RBS también deja atrás con este resultado las pérdidas que registró en el segundo trimestre del ejercicio actual, que ascendieron a los 897 millones de libras (1.040 millones de euros).

En los nueve primeros meses de su ejercicio la entidad escocesa registró pérdidas por importe atribuido a sus accionistas de 199 millones de libras (230 millones de euros), un 82,5% menos que los 1.137 millones de libras (1.318 millones de euros) que perdió en el mismo periodo del ejercicio anterior.

El ratio de capital Tier 1 de RBS a 30 de septiembre se situó en el 11,3%.

RBS es la mayor entidad de Reino Unido controlada por el Gobierno, que posee una participación de casi el 84% en el banco