PricewaterhouseCoopers calcula que será necesario invertir entre el 2%, en el escenario más optimista, y el 6% del PIB, en el más pesimista, -entre 25.000 y 70.000 millones de euros- para recapitalizar el sector financiero español en 2009, según las estimaciones realizadas por los expertos de la firma. El fuerte crecimiento de la morosidad puede provocar la eliminación de la provisión genérica acumulada y, probablemente, tener un impacto sustancial en los resultados de este ejercicio.