El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën iniciará a partir de septiembre la comercialización en Suecia, los Países Bajos y Francia de vehículos BioFlex, impulsados con etanol. Esta iniciativa es posible gracias al desarrollo en el campo de los biocarburantes en todo el mundo y especialmente en Europa, y su intención es reducir la dependencia y el efecto negativo sobre el medio ambiente de los combustibles fósiles.