Prosegur obtuvo un beneficio neto de 42,9 millones de euros durante el primer trimestre de 2011, un 19,4% más que en el mismo periodo del año anterior.

El resultado neto de explotación de Prosegur alcanzó los 66,1 millones de euros, mientras que su facturación superó los 643 millones, un 8,6% más que en los tres primeros meses de 2010, un crecimiento que la sociedad achaca a su "sólido crecimiento orgánico", que llegó al 7,9%

En el área de vigilancia, Prosegur obtuvo una facturación superior a los 316 millones de euros, siendo Latinoamérica el área que más creció, un 19,7%. Por contra, Europa experimentó un retroceso en su facturación del 1,3%

Respecto a logística de valores y gestión de efectivo, la compañía alcanzó los 250 millones de euros, con un crecimiento de la facturación de Latinoamérica del 19,6% y un descenso del negocio en Europa del 1,9%.

Por último, en seguridad electrónica Prosegur obtuvo unos ingresos de más de 76 millones de euros, repitiendo las cifras del pasado año en territorio europeo y aumentando su negocio en Latinoamérica un 22,2%.