Athanasios Orphanides, gobernador del Banco Central de Chipre y miembro del Banco Central Europeo (BCE), ha asegurado que "fue un error terrible" proponer una quita del 50% para la deuda de Grecia.

Orphanides aseguró que esta decisión fue equivocada y trágica y es la culpable de la subida de las rentabilidades de los bonos en todos los países de la Eurozona.

"Fue un error terrible. Forzando un quita en los bonos de un país hemos provocado una preocupación internacional sobre todos los bonos en la Eurozona y ésta es una de las razones clave por las que ahora tenemos un problema", explicó Orphanides.

En este sentido, fuentes cercanas a Reuters han asegurado que Alemania está preparada para suavizar su lenguaje sobre el fondo de rescate permanente, que pide que los inversores acepten pérdidas en los bonos.