La compañía de suministros médicos Prim obtuvo un beneficio neto atribuible en el primer semestre de 4,66 millones de euros, lo que supone un descenso del 8,7% frente a las ganancias de 5,1 millones en el mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación se situó en los 48,95 millones de euros, lo que supuso un descenso del 1,3%, si bien el resultado bruto de explotación (Ebitda) mejoró un 2,2%, hasta los 8,17 millones de euros, gracias al mantenimiento de la demanda por parte del segmento de clientes públicos.