El plan de recorte de déficit público de Portugal presentado por José Sócrates no será suficiente para recibir el rescate económico y deberá aprobar un plan más estricto.

Portugal deberá aprobar a cambio del rescate de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) un plan de ajuste más estricto que el que tumbó el Parlamento el pasado 23 de marzo, y que provocó la dimisión del primer ministro, José Sócrates, según ha dicho este viernes el ministro finlandés de Economía, Hyrki Katainen.

"El plan debe ser realmente estricto porque de lo contrario no tiene sentido avalar el crédito de nadie", ha afirmado Katainen.