La deuda que soporta el fabricante de vehículos deportivos Porsche Automobil Holding es de 14.000 millones de euros, más de lo calculado anteriormente, según publicaron el fin de semana las revistas Spiegel y Focus. Hasta ahora, se calculaba que Porsche tenía una deuda de 10.000 millones. Según Spiegel el presidente de Deutsche Bank, Joseph Ackermann, alertó de forma privada a la compañía de la gravedad de su situación financiera.