El fabricante de vehículos deportivos Porsche aumentó las ventas de automóviles hasta la cifra récord de 97.515 unidades en el año fiscal 2006-2007, finalizado en julio, un 0,7% más que el ejercicio anterior. Porsche informó hoy en el Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort de que la facturación de la compañía subió el pasado año contable un 3,4%, hasta 7.400 millones de euros (10.212 millones de dólares). Las ventas de los deportivos 911 se incrementaron un 8,8%, hasta la cifra récord de 37.415 vehículos, impulsadas por la demanda de los modelos GT3, Targa y Turbo. Porsche destacó que las entregas del modelo Cayenne se mantuvieron, con 34.134 automóviles en el ejercicio 2006-2007, en cifras similares a las del año anterior pese a que este todoterreno deportivo no estuvo disponible durante tres meses por el cambio de versión.