El fabricante alemán de vehículos deportivos Porsche ha "celebrado" la prohibición de la llamada "ley Volkswagen", que limita los derechos de voto de un accionista al 20%, independientemente de su participación. Según el Tribunal Europeo de Justicia, la limitación de los derechos de voto a un máximo del 20% en Volkswagen es incompatible con la legislación de la Unión Europea (UE). El presidente de Posrche, Wendelin Wiedeking, ha indicado que "tienen gran interés en ejercer sus derechos de voto completamente" dado que su participación en Volkswagen supera el 30%.
Este Tribunal de Justicia ha sentenciado hoy que la "ley Volkswagen", creada en 1960 para regular la privatización del productor, restringe la libre circulación de capitales en la UE. Además de limitar los derechos a voto al 20% para proteger a la empresa de una opa hostil, la "ley Volkswagen" asegura la presencia en el accionariado y el consejo de vigilancia del fabricante del Gobierno federal o del Estado federado de Baja Sajonia, donde se encuentra su sede central. Segundo mayor accionista Baja Sajonia es, con un 20,7% de los títulos de Volkswagen, el segundo mayor accionista de la compañía, por detrás de Porsche, que posee una participación del 30,9% y era uno de los mayores opositores a la ley. El comité de empresa de Volkswagen ha pedido siempre que se mantenga esta ley y considerado que el procedimiento abierto contra esta norma en el Tribunal Europeo es "un ataque contra los empleados".