El estado federado de Baja Sajonia (norte de Alemania) considera que el consorcio automovilístico Volkswagen está protegido frente a opas hostiles, pese a la prohibición de la llamada "ley Volkswagen". El primer ministro de Baja Sajonia, Christian Wulff, ha dicho que la participación del fabricante de deportivos Porsche (31%) y la del estado federado (20,7%) en Volkswagen protegen al grupo de la entrada de inversores financieros, ya que "contra propietarios con más de un 50% no se puede especular".
Wulff señala que "el Gobierno de Baja Sajonia persigue el objetivo de que Volkswagen sea una empresa de éxito con un gran volumen de ventas y trabajadores contentos en puestos de trabajo seguros", sobre todo, en las fábricas de esta región. Baja Sajonia quiere alcanzar esta meta en colaboración con Porsche, que ha contribuido con su participación en Volkswagen a la "evolución positiva" de la compañía y con quien el Gobierno regional acordó "cuestiones fundamentales" relacionadas con Volkswagen a comienzos de año. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha sentenciado hoy que la "ley Volkswagen" restringe la libre circulación de capitales en la UE. Wulff señala que Baja Sajonia acepta el fallo de este tribunal y que el estado federado mantendrá su participación en el capital de Volkswagen.