La policía brasileña descartó hoy la posibilidad de que el reciente robo de informaciones confidenciales sufrido por la petrolera Petrobras hubiese sido un hurto común y centró las investigaciones en la hipótesis de espionaje industrial.El cambio de rumbo en la investigación fue anunciado hoy por el superintendente de la Policía Federal en Río de Janeiro, Valdinho Jacinto Caetano, en una rueda de prensa que fue su primer pronunciamiento oficial sobre el asunto.En el contenedor de la empresa que fue violentado "había básicamente material de oficina y algunos computadores portátiles y se privilegió el robo de éstos, lo que nos lleva a descartar la hipótesis de robo común", afirmó el oficial."En un robo común la persona se lleva el computador entero para usarlo después y no se lleva apenas el disco duro de la máquina.Quien busca las placas de memoria es porque está interesado en sus informaciones. Había un interés específico, lo que indica que sería espionaje industrial", agregó.