El Banco Central Europeo (BCE) se reúne hoy para decidir sobre los tipos de interés de la zona euro. El mercado espera que la entidad dirigida por Jean-Claude Trichet mantenga el precio del dinero en el actual 1%,que marca un mínimo histórico.
Los analistas consideran que el organismo mantendrá este nivel mientras espera a conocer el impacto que han tenido los esfuerzos realizados para revivir la economía y el crédito.

Los 75 economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que el BCE mantenga por tercer mes seguido la principal tasa en el 1,0%, donde permanecería por al menos otro año.

La decisión del BCE se anunciará a las 13.45 hora española. A las 14.30 horas, Jean-Claude Trichet comparecerá ante los medios de comunicación para explicar la decisión.

Política de estabilidad

Las masivas emisiones de liquidez han empujado las tasas interbancarias de corto plazo por debajo de este nivel, y los analistas creen que el BCE no modificaría su esquema en medio de una economía aún inestable. "Mantendrá una política estable", apunta el economista de UniCredit, Andreas Rees.

Eso dejaría a las tasas de interés de la zona euro como las más altas entre las mayores economías del mundo. El Banco de Inglaterra, que también se reúne hoy, dejará, según el mercado, los tipos británicos en un nivel de 0,5%.

Antecedentes

En su encuentro de política de julio, el BCE expuso que esperaba que la actividad económica siguiera débil por el resto del año, aunque el ritmo del descenso probablemente baje desde la contracción de 2.5% registrada en el primer trimestre.

"El presidente del BCE probablemente se apegue a una declaración similar en su conferencia de prensa", según el economista del Deutsche Bank, Mark Wall. "Los grandes indicadores dentro del lenguaje como el nivel apropiado de tasas, los riesgos equilibrados para la inflación y el crecimiento creo que se mantendrán", indicó Wall.

Se espera, no obstante, que Trichet entregue detalles sobre el primer mes del programa de compra de cédulas hipotecarias. El banco ha comprado cerca de 5 mil millones de euros en bonos respaldados por hipotecas y activos del sector público.

El crédito corporativo cayó abruptamente en junio, mientras los bancos estrecharon los estándares de crédito nuevamente el segundo trimestre del año y esperan apretarlos más durante el tercer trimestre, pero a un ritmo menor.

Una reanimación en el crédito bancario es clave para apoyar a la economía real. Sondeos de gerentes de compras sugieren que la recesión en los sectores de servicios y manufacturero se desaceleró en julio, pero el desempleo está en máximos y las ventas minoristas cayeron nuevamente en junio.

Entretanto, los precios al productor tuvieron en junio una fuerte caída y los precios del consumidor cayeron por segundo mes consecutivo en julio.

"La mayor parte de lo que hemos visto como positivo son sondeos, como opuesto a cifras duras, por lo que dudo que se estén apresurando a hacer grandes cambios a cualquier conclusión", agregó Wall, especialmente porque las nuevas proyecciones oficiales del BCE se darán a conocer el mes próximo.