El nuevo presidente de Vueling, Josep Piqué, ha asegurado que el valor de la acción de la compañía que él dirige está por debajo de lo que la aerolínea realmente se merece. Además, se ha mostrado confiado en que a la compañía aérea le espera "un futuro de éxito", sobre todo gracias a su "fortaleza financiera tanto en términos de balance como de tesorería". Piqué ha hecho estas declaraciones durante un encuentro con la prensa organizado antes de la junta extraordinaria de accionistas que se celebrará este lunes. El nuevo presidente de Vueling ha anunciado el próximo lanzamiento de un plan estratégico que incluirá "nuevas políticas comerciales que permitan la consolidación de la compañía" para poder hacer frente a las amenazas que sufre, como "el alto precio del petróleo y la fuerte competencia de los precios de los billetes".
El nuevo plan estratégico también incluirá acciones específicas de marketing y pricing destinadas a "expresar la fuerte ambición de rentabilidad y crecimiento de negocio, con especial atención al equilibrio entre los costes de intermediación y el aumento de la demanda efectiva", señala Piqué. En la Junta extraordinaria de este lunes se tiene que ratificar el nuevo organigrama de la empresa. Organigrama que incluye el nombramiento del nuevo consejero delegado del grupo, Lars Nygaard, el nuevo presidente, Josep Piqué, los tres representantes del grupo Planeta y un nuevo consejero independiente.